Visita Valencia en 24 horas

Valencia es una gran ciudad y además de tener las mejores naranjas y mandarinas del mundo, no puedes dejar de visitarla. En este artículo te proponemos una forma de visitar Valencia en 24 horas. No hace falta más para darse cuenta que Valencia es maravillosa. Empecemos.

Visitar Valencia en 24 horas

Casco Antiguo de Valencia


Por la mañana, comenzamos la visita de un día en Valencia en el centro histórico. La primera parada es la Plaza de la Virgen, donde se encontraba el foro romano de la ciudad. Desde ella se puede acceder a la Catedral de Valencia. Una vez ahí a muy pocos metros, se encuentra la Plaza de la Reina y el Miguelete ¿Te atreverás a subir los más de 300 escalones para disfrutar de una de la mejores vistas de Valencia?

Plaza de la Virgen

Es momento de adentrarse en el barrio de El Carmen. Entrando por la Calle Caballeros dejamos a nuestra derecha el edificio de la Generalitat Valenciana. Pasearemos por las calles con más historia de la ciudad y por las que se respira un ambiente diferente. Recuerda que tratas de visitar Valencia en 24 horas, por lo que no te puedes dormir en los laureles. Sin prisa, pero sin pausa.

Lonja de Valencia

Caminando llegaremos a la Plaza del Mercado, donde se encuentra la Lonja de la Seda de Valencia, visita obligada en la ciudad. Justo enfrente se encuentra el Mercado Central donde el visitante se embriagará de colores y olores que no olvidará. No os vamos a engañar. En el Mercado Central también encontraréis naranjas de lo más ricas.

Si seguís atravesando El Carmen llegaréis al final… o al principio según se mire. A un lado, las Torres de Serranos y justo al opuesto las Torres de Quart son dos puntos históricos de Valencia, que no deben faltar en una visita de un día en Valencia. Son las dos puertas góticas que se conservan en la ciudad. Se puede subir a ellas y como curiosidad aún se pueden apreciar los impactos de bombas en las Torres de Quart.

Consejo para comer en Valencia

Después de andar durante toda la mañana, el hambre empezará a entrar en acción. Valencia, sol, paell¡OJO! Si tu primer impulso es pensar que la mejor paella de Valencia se encontrará en el centro de la ciudad, te equivocas. Como todas las grandes ciudades, Valencia también está orientada al turismo y eso tiene sus cosas negativas.

Una buena idea es que preguntes a algún lugareño. La típica familia con hijos, que posiblemente sepan de sitios ricos y económicos no muy lejos del centro. Un buen arroz no es ningún secreto para un valenciano. En el barecillo que menos lo imagines, puedes encontrar una comida realmente rica y naranjas de postre. 

Visitar Museos, lo mejor después de una buena comida

En Valencia, los dos museos más importantes son el IVAM y el Museo de Bellas Artes San Pío V. En este segundo encontraréis una buena parte de la colección pictórica del valenciano Joaquín Sorolla y vale la pena visitarla. El IVAM es el museo de arte moderno, por lo que la oferta es bien distinta. No obstante, para gustos, colores.

Cuadro de Joaquín Sorolla en el San Pío V de Valencia

Playa, atardecer y una cena junto al mar

El Puerto de Valencia es sin duda un lugar a visitar. En los últimos 15 años ha sufrido una remodelación espectacular y vale la pena disfrutar de un paseo por la dársena, La Marina, el edificio Veles e Vents…

Veles e Vents
Si prefieres pisar la arena, las playas de La Patacona o La Malvarrosa están muy cerca del Puerto y podrás disfrutar de la puesta de sol, solo o acompañado 🙂 Y como sabrás, Valencia es famosa por su fiesta. En la zona del puerto hay numerosos locales con música donde podrás disfrutar todavía más de Valencia. Así terminará nuestro recorrido de 24 horas por la ciudad. Si tienes más tiempo, mejor. Si no, habrás visto lo esencial y podrás decir que has vivido Valencia, al menos, durante un día.